* Enseñamos a aprender, a personas con o sin dificultades de aprendizaje, de Primaria, Secundaria, Bachillerato e incluso Universidad;

* Asesoramos a padres/madres en educación, especialmente cuando los hijos están en Secundaria;

* Orientamos para elegir estudios y/0 profesión;

* Diagnosticamos sólo si el diagnóstico servirá en la práctica. El enfoque está siempre centrado en la intervención.

martes, 27 de marzo de 2007

Trabajo

¿Trabajar? ¡Uf, qué horror!
foto
27/03/2007 13:07

¿Trabajar? ¡Uf, qué horror! Esta frasecita es de una chica de 16 años que viene a mi despacho, pero podría ser casi de cualquiera de los adolescentes que conozco. Estamos en período de notas, y esta evaluación es la más "chunga" normalmente: "cates" hasta perder el conocimiento. Ante esta situación, se puede intentar motivar con aquello de que: "si estudias, podrás elegir en qué quieres trabajar, más que si no tienes titulación".

Y es cierto, pero también es cierto que más de uno está cansado de oír a sus padres quejarse del trabajo. Y prefiere vivir el día a día. Mejor no pensar en que dentro de un tiempo tendré que vivir de algo que me hará protestar como a Papá.

Algo está fallando. Hay que ilusionar a nuestros chavales con el trabajo, que no tiene porqué ser una tortura.
Como no es fácil conseguirlo, os recomiendo vivamente que visitéis este enlace, de Aunalia: http://www.aunalia.es/clienteweb/index.htm De ahí, hay que ir a "jóvenes", y a "vocación profesional". Encontraréis perfiles de gente que habla de jornada laboral como de algo ilusionante, que llena. No será una pérdida de tiempo comentar varios de ellos con los quinceañeros que tienen otras cosas en la cabeza...
Y si no quedan satisfechos.... ¡¡¡no se les devuelve pasta, es gratis!!!

martes, 13 de marzo de 2007

Crecen los casos de jóvenes con desórdenes mentales por el consumo de drogas

He encontrado esta noticia. La copio aquí para que, quienes tengáis hijos adolescentes lo comentéis con ellos de forma adecuada.
En fin, que tan inocente no es el tema... por desgracia.

 http://www.diariodeleon.es/se_a_fondo/noticia.jsp?CAT=345&TEXTO=5586861

UN NUEVO RETO PSIQUIÁTRICO

Aunque no está claro si las drogas, legales o no, generan dependencia física, parece que hay unanimidad entre los psiquiatras respecto a la dependencia psicológica emocional que provoca su consumo. Un ejemplo que constata esta afirmación es el aumento de los casos de jóvenes que son atendidos por los equipos de salud mental en León, crecimiento que ha sido paralelo al espectacular incremento del consumo de estupefacientes.

El jefe en funciones del servicio de Psiquiatría de León subraya que, entre adolescentes, trastornos como la depresión están más bien relacionados con lo
s cambios vitales y físicos y con los problemas para afrontar las responsabilidades, si bien la Fundación de Ayuda contra la Drogadicción ha constatado que el consumo de sustancias tóxicas potencia o estimula patologías latentes, las complica y hace más difícil su tratamiento.

Esquizofrenia y pánico

Según la misma fuente, las drogas aumentan los casos de esquizofrenia, de trastorno bipolar y de alzhéimer. En
tal sentido, la esquizofrenia, que se presenta preferentemente entre jóvenes de 14 a 33 años de edad, es junto a las crisis de angustia y pánico el problema psiquiátrico más frecuente entre la población joven.


Cada droga, un efecto

Cada sustancia tiene unas propiedades farmacológicas únicas, por lo que cada droga tiene
sus propios efectos. El cannabis, la droga ilegal más utilizada por los jóvenes leoneses -el 42,7% la ha probado alguna vez-, tiene demostrada su potencialidad como elemento desencadenante de psicosis y de cuadros delirante-alucinatorios en personas de riesgo.

El peligro de la cocaína radica en que el consumidor suele añadir otras drogas, cóctel que daña al sistema nervioso y que puede provocar alteraciones motoras, como ataxias o tics motores, además d
e otros muchos efectos físicos.

Las drogas sintéticas o recreativas, como el éxtasis o el MDMA, tienen un importante mercado. Su consumo causa crisis de ansiedad, trastornos depresivos y alteraciones psicóticas, es decir, se sufre una distorsión de la realidad que puede favorecer la práctica de otras conductas de riesgo.

martes, 6 de marzo de 2007

Prevención de la violencia


Se habla mucho de violencia, pero, ¿se puede hacer algo al respecto?

Sí, se puede prevenir.

No tenemos una varita mágica, sin embargo...

Se sabe que un chico/a violento, casi siempre, es aquel que tiene un problema de seguridad y de autoestima. Y lo mismo se puede decir del agredido. Así que hay que potenciar esa sana autoestima.

¿Cómo se puede hacer?
  • Valorando más a la persona, a lo que se es, que a lo que tiene o consigue. Es decir: el chavalín ha de saber que el afecto que le tenemos es incondicional, y que no depende de lo listo que sea, de las notas que saque, lo gracioso que resulte... Es lo más importante.

  • Ha de saber que se le va a escuchar, cuando tenga algo importante que decir. Por eso hay que dedicar tiempo a oir, a estar con ellos.

  • Un niño seguro es aquel que sabe cuándo está haciendo las cosas bien y cuándo no, o si se quiere, dónde están los límites. Y esto lo sabrá si hay coherencia en lo que se le dice. Es fácil entender el contraejemplo: si lo que hoy hace gracia mañana es motivo de castigo y pasado mañana de enfado grande, realmente le será difícil saber qué hacer. Así funcionará sólo por ensayo y error, y cuando no obtenga el resultado deseado, la frustración dará paso a una rabieta, la rabieta a caras largas... y todo eso desembocará en inseguridad.